Loading...

Cómo se deben guardar los vinos

El vino es una bebida alcohólica que se obtiene a partir de la uva, esta es completamente natural, ya que, es producido por la fermentación de los azúcares de la fruta, lo que le da su sabor característico, el proceso comienza cuando los azúcares de la uva son transformados a etanol, por acción de las levaduras empleadas.

Cómo se deben guardar los vinos

Condiciones del vino

Entonces, el vino es un compilado de condiciones que le dan su forma y sabor, dependiendo de las condiciones climáticas en las que hayan crecido las uvas usadas, es decir, la temperatura, la altura, la latitud, la altitud y el tiempo de exposición al sol, son un factor que afectan directamente el resultado final del vino, hoy en día, se considera que el mejor acondicionamiento para el vino es el clima mediterráneo y los mayores productores de vino del mundo son países con este clima. De hecho, más del 60% del cultivo de uvas se destina a la industria del vino y el resto para el consumo de la fruta fresca.

La elegancia hecha líquido

Ahora bien, el vino representa un sinónimo de elegancia y clase, siendo preferido por los conocedores de las artes culinarias como el acompañante perfecto para distintos platos, donde el proceso de combinar el vino según las características de la comida se ha convertido en un arte, ya que, existen distintos tipos de vino, donde a gran escala se diferencian entre vino blanco, vino tinto y vino rosado.

Por su parte, la calidad de esta particular bebida depende de diversos factores en su almacenamiento, que inciden directamente en su sabor y de allí nace su delicadeza y exclusividad. Para comenzar, la temperatura del espacio que lo alberga no debe superar los 24ºC, bajo ningún motivo, ya que, esto acelera el proceso de oxidación y terminaría por arruinar el vino, siendo importante que no sufra fluctuaciones de temperaturas de forma repentina, es decir, la temperatura debe ser constante y en caso de modificarse debe hacerse gradualmente.

¿Cómo guardar los vinos?

Además, es necesario almacenarlos de forma horizontal o al menos inclinado, de tal forma que el corcho esté humedecido por el contenido de la botella, lo que aporta mayor protección. Al mismo tiempo, el lugar donde se encuentra debe ser oscuro, debido a que la claridad excesiva también puede arruinar el vino, en caso de no contar con un espacio suficientemente oscuro, es recomendable envolver la botella en un paño, de forma delicada. A su vez, la humedad debe estar alta, lo que ayuda a disminuir la rapidez de evaporación, sin embargo, esta no debe ser mayor de 70% porque provocaría la propagación de moho en el corcho.

Por último, la forma en que se guardan los vinos forma parte esencial de conservar su calidad, también es recomendable no moverlos de no ser necesario y para que no absorba sabores indeseados, es importante aislarlos, haciendo que cuenten con un espacio exclusivo para ellos de ser posible. Adicionalmente, el tiempo que se almacenará debe ser monitoreado dependiendo del tipo de vino, ya que, algunos soportan solo 3 años guardados y otros son capaces de estar almacenados por más de 20 años. Todo esto, servirá para que tenga un buen vino a su disposición y no pierda ningún ejemplar de su colección.

Conclusión

Hay mucha gente que desea tener una bodega en su propia casa y con el paso del tiempo se da cuenta de que los vino se han echado a perder. Esto suele deberse al desconocimiento de la gente a la hora de tener que conservar y guardar los vinos. Es importante que se siga lo que hemos estado comentando ya que es necesario que los vinos estén bien guardados para que pueda pasar el tiempo y poder disfrutarlos en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciudad del Vino

Vino blanco, Vino tinto, Vino rosado

Entradas de ahora