Loading...

Increíble receta de torrijas de vino

Esta increíble receta de torrijas de vino que vamos a preparar puede hacerse durante todo el año, pero está especialmente asociada a la semana santa.

Este riquísimo postre tiene además la ventaja de poderse preparar con antelación. 

Increíble receta de torrijas de vino tinto

Increible receta de torrijas al vino tinto

Ingredientes

Para la infusión y el almíbar del vino

  • 750 mililitros de vino tinto
  • 300 gramos de azúcar
  • 400 mililitros de agua
  • Una rama de canela
  • 1 piel de naranja
  • 200 gramos más de azúcar para cocinar el almíbar final

Para las torrijas

  • Una barra de pan
  • Tres huevos
  • Una pizca de sal
  • Media cucharada de azúcar
  • Azúcar blanca y canela para rebozar la torrija cuando esté frita
  • Aceite de girasol
  • Una rama de canela
  • La piel de un limón

Elaboración de la infusión de vino

Primero, la noche antes de hacer nuestra receta, prepararemos una infusión de vino. Para ello, añadimos 750 mililitros de vino tinto, 400 mililitros de agua, una rama de canela y 300 gramos de azúcar en una cacerola de tamaño medio. Lo ponemos a fuego medio/alto y dejamos que hierva durante unos 4 o 5 minutos. Después, apagamos el fuego y dejamos que repose durante toda la noche (al menos 8 horas) con la tapa puesta.

Al día siguiente sacamos la canela y la piel de naranja de la infusión que hemos preparado. Ya podemos comenzar a hacer las torrijas.

Preparación de las torrijas

En primer lugar, cortamos el pan en rebanadas que no sean muy gruesas (de unos dos centímetros aproximadamente). Reservamos.

Después, en un plato hondo, batimos los huevos y los mezclamos con media cucharada de azúcar blanca y una pizca de sal. Mezclamos bien, hasta que veamos que se han integrado todos los ingredientes.

Seguidamente, en otro plato hondo, añadimos unos cuatro cazos de la infusión de vino.

Pasamos cada rebanada por el plato de vino y después por el huevo. Debe quedar impregnada por los dos lados, pero sin chorrear.

Para retirar el exceso de líquido podemos apretar ligeramente con las manos. Así el pan quedará mojado, pero sin gotear. Si vemos que nos quedamos sin huevos o vino para mojar el pan, lo agregamos y seguimos.

La fritura de las torrijas al vino tinto

Ponemos a fuego medio una sartén grande con abundante aceite de girasol, la piel del limón y la rama de canela. Seguidamente, cuando el aceite esté caliente y se haya impregnado bien de los aromas de la canela y el limón, retiramos estos dos ingredientes y agregamos pan a la sartén.

Es mejor no freír muchas rebanadas al mismo tiempo. Así evitaremos que el aceite pierda fuerza y que el pan quede excesivamente grasiento.,

Debemos dejar que las rebanadas se doren por los dos lados. Cuando estén listas, las sacamos y las ponemos sobre un papel de cocina absorbente para que escurran el exceso de aceite.

Ahora, preparamos la mezcla de azúcar y canela. Bastará con unos 100 gramos de azúcar y una cucharadita de canela. Pero se puede aumentar o disminuir la cantidad, según el gusto de cada uno.

Preparación de las torrijas para su presentación

Este es el último paso de esta increíble receta de torrijas de vino tinto.

Una vez que las torrijas estén fritas, las pasamos por la mezcla de canela y azúcar y reservamos.

Después, con la infusión de vino que ha sobrado prepararemos un almíbar algo más espeso. Para ello, añadimos otros 200 gramos de azúcar a la cacerola donde tenemos la infusión. Dejamos que hierva a fuego medio-alto durante 20 minutos o hasta que veamos que se reduce un poco el líquido y queda una textura algo más espesa, pero sin llegar a parecer miel.

Cuando lo retiremos del fuego el almíbar ya cogerá espesor por sí mismo. Dejamos que repose durante unos 10 minutos.

Cuando hayan pasado, rociamos las torrijas ligeramente con el almíbar de vino y ya tendremos nuestras torrijas listas.

Cómo hemos dicho arriba, no hace falta que se consuman inmediatamente. Pueden dejarse templar o incluso enfriar y seguirán estando igual de ricas, o incluso más. Eso, en gustos.

Sí queremos que estén todavía más dulces, podemos untarlas con miel.

También te puede interesar: carrilleras al vino tinto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciudad del Vino

Vino blanco, Vino tinto, Vino rosado

Entradas de ahora