diciembre 9, 2019
vinos en la antigua grecia

El vino en la Antigua Grecia

Si repasamos la historia del vino para entender lo que es hoy en día, sin duda alguna debemos de tener en cuenta la influencia del vino en la Antigua Grecia, ya que esta no sólo tiene una gran importancia para la producción de vino griega moderna, sino que tuvo un gran impacto en todas las regiones vinícolas de Europa, siendo una parte muy importante dentro de la historia del vino.

Una de las razones por la que tiene una gran importancia es porque los antiguos griegos son considerados pioneros respecto a los métodos de viticultura y producción del vino, método que compartieron con las antiguas comunidades vinícolas que se encontraban en los territorios en los que actualmente encontramos a Italia, Francia e incluso Rusia. También tuvieron un gran papel en su comercialización.

Sus acciones también tuvieron una gran influencia sobre otras culturas vinícolas antiguas como los etruscos, celtas, escitas e incluso con los romanos.

Para poder entender mejor la gran importancia del vino en la Antigua Grecia, es necesario entrar más en detalle.

La historia del vino en la Antigua Grecia

El vino que consumimos hoy en día sigue conservando algunas de las propiedades que tenía el vino que tomaban en la antigüedad, pero a pesar de esto, tanto las formas y los gustos que terminaron por marcar la calidad del vino en el mediterráneo están muy lejos de lo que consume en la actualidad.

Por ejemplo, los antiguos griegos tomaban el vino mucho más dulce y especiado que lo que suele consumirse hoy en día. En cuanto al sistema de conservación y envejecimiento, en el que se evitaba su oxidación al evitar el contacto con el aire, se terminó de pulir en Roma hasta el siglo II a.C., por lo que cuando nos referimos al vino que consumían los antiguos griegos eran vinos jóvenes.

Otra característica que tenía el consumo de vino de los antiguos griegos era que mezclaban el vino con agua, ya que el hecho de beber vino puro era algo que se veía como propio de pueblos incivilizados o bárbaros.

vinos de la antigua grecia

Asimismo, el vino era algo que estaba sumamente relacionado a los banquetes gracias a que daba fluidez y facilidad de habla al momento de tratar ciertos temas. Es por eso que la porción de vino y agua que había en la mezcla era señalada por la persona que ofrecía el banquete, cambiando las porciones dependiendo del carácter que le quisieran dar a la velada, es decir, el nivel de embriaguez que se esperaba de los invitados. Las porciones generales eran de ¾ de agua por una porción de vino.

Dionisio, el dios del vino

La importancia del vino en la cultura griega queda muy clara con Dionisio, quien es visto como el dios del vino y la fertilidad. El atributo principal de este dios en la historia del arte es un racimo de uvas, destacando la muestra del conocido Kylix de Dionisio, un tipo de vaso griego que se utiliza para tomar vino.

Las antesterias

Durante el mes de febrero se festeja en Grecia las fiestas conocidas como las Antesterias, que son fiestas que se celebran en honor a Dionisio, las cuales están muy centradas en el consumo de vino.

Se trata de una festividad de carácter primaveral, en la que se abrían los recipientes en los que se guardaba el jugo de vino almacenado en las últimas vendimias, por lo que esto también tenía un gran impacto en el hecho de festejar y honrar al dios del vino.

La tradición de vinos en la actualidad

Estando claro que el vino tiene una gran historia en esta región, si hablamos de un vino con una gran tradición y que sea producido en la actualidad tenemos que hablar del vino producido en Lemnos, una isla que desde hace varios siglos tiene una gran tradición vitivinícola, la cual perdura hasta la actualidad. De hecho, se cree que ahí se cultiva la variedad de vino más antigua que se puede encontrar en la actualidad, la cual es conocida como Lemnió.

El vino blanco que se produce en Lemnos es de la variedad Muscat de Alejandría, que es un vino goloso que tiene ciertas notas de miel. Por otra parte, el vino tinto es extraído de la variedad Kalampaki, con taninos y algunas notas de hierba verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *