Loading...

Exquisita receta de peras al vino

Las peras al vino tinto son un exquisito postre. Además, debido a lo sencillo que resulta prepararlo y encontrar los ingredientes con lo que se elabora, goza de una gran popularidad.

Las peras más adecuadas para realizarlo son las que tienen forma de campana, una variedad jugosa y tierna. Cuando vayamos a comprarlas debemos fijarnos en que estén maduras pero firmes, esto es fundamental para que aguanten la cocción.

Si vemos que ceden al presionarlas con el dedo significará que son demasiado maduras para esta receta.

Cuando las llevemos a casa después de comprarlas debemos de sacarlas de la bolsa o envoltorio en los que estén. Así podrán “respirar”. También debemos procurar manipularlas con cuidado.

Si todavía no vamos a utilizarlas podemos guardarlas, en lugar seco y fresco, protegido de la luz.

Vamos ya con la receta

Peras al vino tinto

Peras al vino

Ingredientes (cantidades para 4 personas)

  • Cuatro peras grandes
  • Medio litro de vino tinto
  • Una rama de canela
  • 150 gramos de azúcar
  • Cáscara de naranja
  • Una cáscara de limón

Para aromatizar el almíbar de vino (opcional)

  • Vainilla
  • Cardamomo
  • Anís o un licor dulce

Elaboración de las peras al vino tinto

Primero, pelamos las peras. Les dejamos el rabito de la parte superior, ya que así podremos manipularlas con mayor facilidad. Si disponemos de un utensilio adecuado para ello les sacamos el corazón. Si no es así, ya se lo quitaremos en el momento de degustarlas.

Después, realizamos en la base de las peras un corte horizontal para que se asienten bien en la cazuela.

A continuación, elegimos una olla o cazuela de base ancha donde veamos que entran bien las cuatro peras. Debe de sobrar entre ellas el espacio suficiente como para que después podamos regarlas con vino. Seguidamente vertimos el vino y ponemos todo a calentar a fuego medio.

Cuando veamos que coge temperatura añadimos el azúcar y removemos para que este se vaya integrando.

Añadimos después la cáscara de naranja, la del limón y la canela en rama. Debemos de quitar la parte blanca de las cáscaras para evitar que amarguen.

Ahora, colocamos las cuatro peras en la olla o cazuela y cocinamos durante una media hora a fuego lento. Durante esa media hora debemos de ir regando (cada cinco minutos aproximadamente) las peras varias veces con el almíbar del vino que se está cocinando. Así las peras irán adquiriendo el color del vino tinto.

Cuando pasen los 30 minutos comprobamos que están en su punto óptimo. Para eso debemos de introducir un pincho o brocheta hasta el corazón de la pera, cuya carne debe de estar tierna.

Final y emplatado

Después, cogemos las peras por el rabito y las retiramos a un plato. A continuación, seguimos reduciendo el líquido de la cazuela, durante unos 15 minutos, a fuego alto. Lo que buscamos es que quede un almíbar de vino, pero sin que llegue a caramelizar.

Y ya tenemos nuestras peras al vino. Podemos consumirlas frías o templadas, eso va en gustos. Aunque tradicionalmente suelen consumirse después de dejarlas enfriar en la nevera. Si calentamos ligeramente el almíbar, hará un contraste muy interesante con la fruta.

Finalmente, emplatamos en un cuenco, una pera por persona, con un poco de almíbar.

Buen provecho

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciudad del Vino

Vino blanco, Vino tinto, Vino rosado

Entradas de ahora