diciembre 9, 2019
degustación de vino todo sobre este arte

La degustación de vino: todo sobre este arte

La degustación de vino es un arte que se ha hecho popular en los últimos años en muchas bodegas y salones de bebidas alcohólicas. A pesar de la creencia popular, degustar el vino no es solo beber. Aunque, la bebida esté hecha para ingerir y disfrutar a través de su rico sabor, también hay momentos en lo que hay que juzgarlo y evaluarlo. Se ha hecho una práctica cada vez más común y las bodegas del mundo están implementando programas de degustación para que profesionales y amateurs aprovechen al máximo el consumo del vino.

Para las personas que no estén iniciadas, la idea de asistir a una degustación de vino puede no parecer algo de qué emocionarse. Después de todo, puedes comprar una que otra botella en el centro comercial. Sin embargo, los que están acostumbrados a beber vino en las comidas, o un ambiente más relajado y agradable, siempre andan en busca de nuevos sabores. También de experimentar el sabor en eventos donde catar es la principal actividad.

Para dominar el arte de la degustación del vino es esencial si se quiere sacar el máximo provecho del consumo de vino. Ya sea para festejar a través de eventos, o en las cenas familiares. El vino es una bebida muy rica que tiene a todos enamorados. Si se conoce de este arte, a medida que pase el tiempo, y agarre más experiencia, podrá tener más confianza en la evaluación del vino que prueba. Teniendo un mejor tacto en el gusto y hasta llegando a determinar el origen del vino.

degustación de vino

Por tanto, a continuación, hemos decidido hablar absolutamente todo sobre la degustación del vino. Para que los interesados se enamoren de esta práctica y asistan al evento más cercano a evaluar las bebidas de vino. ¿Quieres saber más? ¡Acompáñanos!

¿Qué es la degustación de vino?

La degustación de vino no es más que una evaluación a niveles sensoriales de la bebida, para determinar las características principales y las propiedades. Durante el análisis de la bebida, se consigue saber cuál tipo de vino es, cuántos años tiene y cuál es el sabor que domina en las papilas gustativas. También se puede definir como una práctica donde se diferencian las cualidades del vino mientras se disfruta del rico sabor.

Por lo general, incluye tres niveles. El primero siendo el visual, donde sabrás algunas pistas sobre el vino y su estado antes de probarlo. Segundo, la parte olfativa, donde se procede a oler el vino acercando la nariz a la copa donde está servida y así evaluar los olores característicos de la bebida. Y, por último, el nivel gustativo, que es ya donde se prueba el vino a través de un pequeño sorbo y se hace la degustación.

En general la técnica de esta última fase consiste en pasar el líquido de la copa de vino de un lado a otro en la lengua para que se pueda apreciar los sabores básicos de la bebida. Una cosa importante que vale la pena aclarar, es que, el catador de vino que realiza la degustación no debe tragarse el líquido de una.

Ya que, sobre todo si eres profesional, hay muchos otros vinos que se deben probar y por tanto no ha de embriagarse en las primeras copas. Como se puede notar, la técnica es necesaria, por lo que degustar el vino no es una cosa que se aprenda de un día para otro.

Condiciones para realizar la degustación del vino

Cuando se va a realizar la degustación del vino, es importante que se tome en cuenta las circunstancias que rodean la experiencia. Ya que dependiendo de sus emociones, entorno y estado, puede afectar las impresiones del vino. Por ejemplo, si la habitación o bodega donde se encuentra está muy ruidosa, o hay mucha gente hablando con usted, afectará la concentración necesaria para abordar la evaluación.

Cómo hacer la degustación de vino

Otras condiciones que deberían tenerse en cuenta antes de realizar la degustación de vino son los olores. Incluso los olores del perfume de una persona afecta la cata de la bebida, destruyendo la idea clara de los aromas esenciales del vino. Incluso, si el vaso es muy pequeño, o ha sido lavado con detergente, modificará directamente el sabor del vino. Por lo que debe analizar las condiciones antes de realizar la degustación, teniendo en cuenta que no haya ningún factor externo que intervenga.

¿Cómo hacer la degustación de vino?

Antes de siquiera iniciar las fases de la degustación del vino, primero debe saber la técnica para tomar la copa. Siempre sostenga el vaso por el tallo y no por el tazón durante la sesión. Si hace lo anterior, solo logrará calentar el vino, alterando la temperatura óptima de la bebida y modificando la experiencia.

Mirada del vino

Sostenga la copa directamente frente a su rostro e inclínelo ligeramente. Esto le permitirá observar el color del núcleo y los tonos del vino. Si es posible, se recomienda hacerlo frente a un fondo blanco para que los colores y las personas no alteren la evaluación visual del vino. Todo en la degustación tiene que ser de forma objetiva o clara. Lo que busca a través de esta fase es la turbidez y la intensidad del color, ya que estos aspectos indican la edad que representa el vino.

Aroma del vino

Para experimentar correctamente el espectro aromático del vino, es esencial una buena técnica al acercarse a la copa. Deje que la copa ondee en un baile sobre su nariz, aumentando la interacción con el oxígeno y liberando moléculas fragantes que enriquezcan la degustación. Coloque la nariz justo en el borde de la copa, mantenga la boca abierta y deje que los aromes reboten en este borde directamente hacia las fosas nasales. Repítalo varias veces y recuerde volver a inhalarla. Este proceso le dará las primeras impresiones del vino.

degustación de vino todo sobre este arte

Paladar del vino

Incluso probar el vino tiene su técnica. Debe empezar con un sorbo que debe ir acompañado de una toma de aire. Suena difícil, pero es una técnica que se aprende con el tiempo. Enrolla el vino sobre tu lengua, balanceándolo de un lado a otro, de forma que saborees. No te lo tomes directamente o te embriagarás rápido. Lo que tienes que hacer es masticar el vino, agitándolo en su boca como si fuese un enjuague bucal, lo que le ayudará a cubrir toda superficie.

Si hace bien este paso, encontrará la dulzura del vino, si es seco o dulce, el alcohol o la sensación ardiente en su garganta, el nivel de acidez y el tanino de la bebida. Es un arte que lleva tiempo de aprendizaje, pero que si lo hace bien, tendrá una de las mejores experiencias del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *