Saltar al contenido

Maridaje de vinos, ¿Qué es? ¿Cómo hacerlo?

abril 16, 2019

El vino es la bebida conseguida a partir de la fermentación alcohólica de zumo de uvas, este tiene una tradición que conlleva siglos de historia, acompañando a la humanidad en su evolución, transformándose con el pasar de los años, fue símbolo de festividad durante el Imperio Romano y todo ese trasfondo cultural ha llegado a nuestros días.

El vino actualmente

Actualmente, la industria del vino es global, con consumidores fieles en todas partes del mundo, además, las empresas han buscado la forma de mejorar los métodos de obtención de los vinos, al punto de tratar este proceso como una ciencia, donde se cuidan todos los detalles para mejorar el producto que ofrecen. Además, en el mundo moderno el vino sigue siendo representación de clase y elegancia, teniendo una fuerte influencia en el mundo culinario.

Maridaje de vinos

En ese sentido, ha surgido una especie de disciplina que es el maridaje de vinos, esto consiste en el proceso de adecuar el vino con la comida a consumir, esto es un arte, ya que, al formar esta combinación se potencian los sabores y para los comensales se convierte en una experiencia única. Por su parte, los restaurants más prestigiosos cuidan rigurosamente el proceso de maridaje, de hecho, cuentan con un sumiller, quien se encarga de recomendar a los clientes el vino que mejor se adapta al plato que escojan.

Entonces, esta no es una tarea fácil, cada vino tiene características particulares que lo hacen ser mejor acompañante para ciertas comidas, en función de su sabor, acidez, dulzura y grado de alcohol. Así, existen ciertas reglas generales que se deben seguir en el proceso de maridaje, para comenzar, los vinos generosos, es decir, aquellos que tienen un sabor más pronunciado son el acompañante perfecto para un aperitivo.

¿Por qué los vinos?

Al mismo tiempo, los vinos tintos son el acompañante ideal para platos que tengan como actor principal la carne, como los asados, las sopas o la paella. Adicionalmente, el vino blanco seco funciona para acompañar los langostinos, almejas, pescados y los distintos tipos de mariscos en general. A su vez, los postres también tienen su vino correspondiente y estos son los vinos dulces. Todas estas reglas, surgen de la idea que el vino potencia el sabor de las comidas y viceversa, generando una sensación más placentera cuando se escoge la combinación idónea.

A pesar de esto, ser un comensal con un buen criterio de maridaje de vinos depende de la práctica, mientras más vinos se prueben y más combinaciones se experimenten se podrán conseguir mejores resultados, además, cada persona suele desarrollar sus reglas personales que pueden diferir de las generalidades del maridaje, esto es lo que hace atractivo el mundo de los vinos.

En conclusión

Por último, antes de llegar al proceso de maridaje es importante que tome en cuenta los ingredientes que conforman el plato que degustará, haciendo énfasis en su contenido proteico y los sabores que tendrá, o bien, al tratarse de un postre, debe considerar la dulzura que experimentará  con ese postre y la consistencia del mismo, todo esto, le hará conseguir el maridaje ideal, siempre apegándose a sus gustos.

Uno de los puntos más importantes a la hora de iniciarse dentro del mundo de los vinos es aprender sobre el maridaje de los mismo. Seguro que una vez te que te vayas iniciando en el mundo poco a poco irás descubriendo muchas cosas nuevas y por supuesto si tienes quienes te ayuden.

Te recomendamos que poco a poco vayas tratando de aprender a identificar los vinos y así consigas adentrarte en un sector que cada vez tiene mas adeptos.